domingo, 5 de septiembre de 2010

Somos dueños de nuestro destino

El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos.
William Shakespeare.


El paso de los años me ha demostrado la existencia de eso que llaman destino pero también he aprendido que para llegar a él se necesita un gran esfuerzo por nuestra parte. Por eso, la frase del genio inglés me ha parecido muy acertada para las ideas que me rondan hoy. Esos pensamientos llevan conmigo bastante tiempo, desde antes de la gran cita de mayo, pero tenía demasiadas cosas en la cabeza como para ponerlos en práctica.

Ahora, cuatro meses después esas reflexiones vuelven a ocupar gran parte de mis sueños, que acertada ha sido la elección de la palabra sueños porque realmente son eso, anhelos de vida. Giran y giran por mi mente pero sé que no serán efectivos hasta que inicie alguno de los caminos que tengo ante mi. El destino no obrará hasta que yo no comience este juego de cartas, pero ¿con qué carta inicio la partida?


Mientras decido entre las opciones, sé que en breve iniciaré una nueva etapa pero aún no consigo vislumbrar qué destino me espera al final de este viaje.

6 comentarios:

La Chimenea de las Hadas dijo...

gracias, un besin

zhagirae dijo...

Llevas tanta razón... Lo mejor de todo es que tenemos por delante muchas partidas que jugar, sólo tenemos que elegir cuál de ellas y la baraja con la que queremos hacerle frente. Firmado: alguien que también se juega continuamente su futuro.

la latita dijo...

Miremos el lado positivo: aún quedan miles de maravillosas experiencias por vivir.

A TRENDY LIFE dijo...

QUé bonito!

La Chimenea de las Hadas dijo...

Un besin gracias

La Chimenea de las Hadas dijo...

pues no fue el detalle que di a las invitadas, solo algo más para que no pasaran calor, besines