viernes, 28 de mayo de 2010

Sin palabras


Estos días un cosquilleo recorre mi estómago. El motivo lo tengo claro ya que la respuesta a mi pregunta es la que me inquieta.

En el último mes mi vida ha dado un pequeño o gran cambio (depende de quién lo mire) y ese nuevo camino que se ha trazado ante mi, trae nuevas posibilidades.

He buscado y buscado, como hago en este espacio, palabras de otros que hayan enunciado mi estado de ánimo, pero mi caso actual, y ante mi sorpresa, no ha sido explicado por nadie.

¿Acaso no existen palabras para contar todo lo que queremos?

4 comentarios:

manolo g. dijo...

si no existen... prueba a crear tus propias palabras

lalatita dijo...

tiempo al tiempo

zhagirae dijo...

Ahora que me hallo estudiando la mística española, he encontrado en tus palabras un paralelismo. "La expresión de lo inefable". Es difícil describir los sentimientos. Quizás, en esa característica radique su encanto.

Me alegra que hayas vuelto y poder leerte. Un beso.

la latita dijo...

Somos unas enamoradas y unas esclavas de las palabras. No tenemos solución.